El asesinato político de Manuel Serrano Vallejo: signo de impunidad, descomposición y decadencia de la clase en el poder

Share on Facebook2Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone
Por Maricela Serrano Hernández

«La justicia es la reina
de las virtudes republicanas
y con ella se sostiene
la igualdad y la libertad.»
Simón Bolivar

En la antesala del cumplimiento de 4 años del secuestro y asesinato político de don Manuel Serrano Vallejo, la Procuraduría General de la República (PGR) no ha detenido al autor intelectual de ese crimen, ni nos han devuelto los restos mortales de nuestro Padre.

El tiempo nos da la razón, la prácticamente nulificada investigación, el poco avance que se tiene en todo este proceso indagatorio, y la nula aplicación de la justicia indican que hay fuerzas estatales y federales que se niegan a esclarecer el secuestro y asesinato de Manuel Serrano Vallejo. ¿Por qué? Porque detrás de esta acción criminal hay NEXOS con los grupos de poder, esos que experimentan la irresistible pasión de riqueza a costa de explotar al pueblo pobre y envilecerles con sus acciones populistas y paternalistas, así como sus discursos demagógicos.

Y profundizo. En una de las últimas ocasiones en que estuvimos reunidos la fiscalia del Estado de México, el Coordinador Antisecuestros de nombre Rodrigo Archundia Barrientos y Antorcha, el coordinador antisecuestros señaló que uno de los presuntos secuestradores y asesinos materiales de don Manuel, responsabilizaba al entonces diputado local por Ixtapaluca, Armando Corona Rivera, como autor intelectual del mismo, quien además se ha destacado como enemigo acérrimo del Movimiento Antorchista mexiquense.

Este enemigo de la democracia y del pueblo pobre de Ixtapaluca, encabeza al grupo de políticos que en este municipio cree que la adhesión del pueblo pobre se conquista con el engaño y la distracción, con las falsas promesas, con negativas infundadas y aprovecha el desconocimiento del pueblo para explotarlo y, en los casos en que éste no cede, recurre a la represión y al asesinato como medio de intimidación a fin de asumir el poder para enriquecimiento personal y, claro está, ¡de sus NEXOS!

En el año 2012 el Movimiento Antorchista ganó la Presidencia Municipal de Ixtapaluca teniendo a una servidora como representante; ganamos la elección de manera democrática. Como denunciamos en la campaña electoral, y luego en el ejercicio de gobierno, recibimos amenazas, agresiones y múltiples intentos de intimidaciones por parte de este enemigo del progreso colectivo del pueblo organizado. Ese sujeto corrupto y pervertido creó un clima de represión política, de hostigamiento, calumnias, amenazas y ataques verbales y físicos que desembocaron en el secuestro y asesinato de don Manuel Serrano Vallejo.

En ese clima represivo y de hostigamiento, ese enemigo del pueblo utilizó el método de los cobardes y poco hombres, que es el anonimato: varios de los compañeros del Movimiento Antorchista fuimos amenazados a través de mensajes de texto o llamadas telefónicas que la investigación arrojó que se hicieron desde propiedades de Armando Corona Rivera.

A ello, se suma que en el ejercicio de gobierno fuimos reprimidos de manera administrativa por parte de un grupo de políticos mexiquense que se sintió afectado porque, por la vía democrática, una servidora ganó las elecciones para acceder al gobierno municipal de Ixtapaluca.

El Movimiento Antorchista ha mostrado con hechos que representa las causas e intereses de la comunidad, y de manera preferencial de los más pobres y vulnerables, creándoles oportunidades para acceder a la educación, a la salud, a la vivienda, al empleo, a los buenos salarios; en pocas palabras, realizando el compromiso que tiene un gobierno con la colectividad a la que gobierna. Por eso decimos: no al enriquecimiento ilícito individual y a la búsqueda egoísta de puesto de poder que empobrece y envilecen al pueblo mexicano.

No tengo duda alguna acerca de que la justicia también se encuentra secuestrada por grupos de poder que protegen a verdaderos delincuentes, como Armando Corona o ¿de qué otra manera se puede interpretar que haya señalamientos concretos como el asumido por el coordinador antisecuestros del Estado de México y no se haya actuado? ¿Por qué la ineptitud del entonces Procurador del Estado de México y actual fiscal, Alejandro Jaime Gómez Sánchez? ¿Por qué esa indiferente actitud ante el caso don Manuel Serrano por parte del ex gobernador Eruviel Ávila?

Recordemos que si la justicia deja de aplicarse, o se aplica solo a favor del poderoso con total descaro, la sociedad lacerada por el dolor y la rabia que le surge por la impunidad que le desangra sin límites ni fin, deja de creer en el sistema de justicia, en la equidad, en el ejercicio de la democracia y repudia a sus jueces y a sus políticos gubernamentales.

No obstante el dolor que ha herido y marcado nuestras vidas, la familia Serrano Hernández -con plena consciencia, con pleno conocimiento de causa- escoge su posición social y política de lado de las capas humildes, de la población pobre y trabajadora de donde hemos surgido, no para quedarnos en la pobreza sino para defender a los pobres y capacitarles, mediante la toma de conciencia, de que su existencia como pueblo puede ser transformada y que es posible construir un mundo mejor. El martirio de nuestro Padre, pese al dolor y la ira que surge ante tan cobarde asesinato, contribuye al progreso del municipio de Ixtapaluca y a la convicción profunda del Movimiento Antorchista de crear un mundo donde los pobres sean reivindicados en su dignidad de seres humanos, no obstante el camino sinuoso y difícil que conlleva todo proceso de liberación y lucha en contra de la impunidad, la descomposición y la decadencia de la clase en el poder.

Share on Facebook2Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

Comments

comments