Futbol: Deporte, esparcimiento y amistad

Share on Facebook3Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone
Por: Laura Castillo García / Twitter: @saralauracg
Colaboradora en Edomex

Desde 1895 año en que se fundó el primer club de futbol en México, el Pachuca Athletic Club (con gran influencia inglesa por los mineros provenientes de aquel país), la práctica del futbol se ha extendido tanto que, como todos sabemos, niños, jóvenes y adultos de ambos sexos disfrutan jugarlo sin importar que sea en la calle, enfrente de su casa, en un campo llanero, en un parque o en una cancha inserta en grandes deportivos construidos con todas las de la ley. A la fecha, estudiosos aseguran que en México alrededor de 70 millones de personas practican el futbol.

Cada ocho días, generalmente los domingos por la mañana, millones de niños, jóvenes y trabajadores de fábricas, talleres y diversas empresas a las que les brindan los mejores años de su existencia, dan vida a miles de campos llaneros ubicados a lo largo y ancho del país, en donde además de ejercitar un poco el cuerpo se establecen firmes relaciones de amistad y compadrazgo gracias al gusto que los involucrados tienen por éste.
Los niños -así les ha sucedido a mis hermanos y sus amigos de la infancia-, recuerdan toda la vida las “cascaritas” que en la calle o en el llano, protagonizaron con sus amigos y en donde dos piedras o dos playeras delimitaban la portería y del que, ganaran o perdieran, salían felices, abrazados y dispuestos a repetir la diversión. Ahora, a varios años de distancia, reviven no solo las mejores jugadas sino las patadas o manotazos dados a los jugadores del equipo contrario, a quienes buscaban frustrarles las jugadas y, si acaso alguno se enojaba, después de una hora todo se olvidaba pues solo se trataba de un juego además de que, ante todo, eran amigos.

Por la construcción de grandes avenidas, el paso acelerado de los vehículos y la creciente inseguridad en el país, la práctica callejera del futbol infantil y juvenil va a la baja; no así el futbol llanero que cada ocho días alegra los corazones de miles de habitantes de colonias populares, quienes, como dijo un amigo, toda la semana esperan “con ansias que llegue el domingo para ir a jugar”.

Desgraciadamente, mucho de ese futbol llanero termina en borracheras insufribles para las familias de los jugadores pues, ganen o pierdan, el juego termina coronado de cervezas, en el mejor de los casos, lo que transforma la práctica de un deporte en una evasión de su realidad llena de miseria y problemas de todo tipo.

Antorcha conoce a ciencia cierta las carencias que padecen los millones de trabajadores mexicanos y sabe cómo remediarlas: el pueblo organizado debe llegar al poder a través de uno de sus representantes más destacados, aquel que haya mostrado en los hechos que trabaja para dignificar su vida y que no solo le haga promesas de lo que está por venir. Para lograrlo, es necesario ejecutar el proyecto de nación que garantice empleo, salarios justos y obra pública para beneficio de la mayoría, la cual incluya educación, mejores servicios públicos y de salud y, por supuesto, infraestructura deportiva.

En estos días en que todo se ha vuelto mercancía, el futbol no es la excepción: los medios de comunicación inculcan a niños y jóvenes que es un medio a través del cual pueden llegar a tener una vida de lujos y dispendios; pero no infunden un verdadero amor al futbol, aquel que genera sentimientos de alegría y fraternidad… tal vez por eso México no tiene una selección de futbol competitiva.

Antorcha, empeñada en rescatar los mejores sentimientos de la humanidad, como aquellos que se forjan en la más tierna infancia, ahora incursiona en la organización de su primer torneo nacional de futbol en el que participarán más de tres mil 500 jugadores, en las ramas varonil y femenil, quienes se medirán los próximos sábado 24 y domingo 25 en canchas de la unidad deportiva Francisco I. Madero de la delegación Iztapalapa de la Ciudad de México.

Previamente, el viernes a las 16:00 horas, tendrá lugar la inauguración del mismo, en el estadio de futbol Jesús Martínez “Palillo”, ubicado en la Unidad Deportiva Magdalena Mixhuca, también de la Ciudad de México. Te invito a presenciar esta fiesta futbolera que lo único que pretende es que la gente se ejercite, se divierta y haga amistades.

Share on Facebook3Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

Comments

comments